Demóstenes

Demóstenes
Nacimiento 384 a.C.
Muerte 322 a.C.

Probablemente uno de los oradores griegos más relevantes de la historia. Pero esto no es lo más importante porque había oradores eminentes antes de él en su época y después de él. Lo más importante es su perseverancia enorme en la consecución del objetivo fijado y su deseo insaciable de gloria. La naturaleza no era muy generosa con Demóstenes, pues era un hombre feo, enfermizo y tartajoso con una voz débil; sólo gracias a los entrenamientos de muchos años para desarrollar la elocuencia en una habitación subterránea conservada hasta nuestros días y en la orilla del mar tumultuoso, con la boca llena de piedritas, pudo convertirse en una estrella. También perfeccionó su voz hablando mientras corría y subía cuestas, y mejoraba sus cualidades de actor ensayando horas y horas delante del espejo. Plutarco dice que para fortalecer la voluntad y la motivación Demóstenes rasuraba la mitad de su cabeza, tenía que esconderse durante dos o tres meses por la rareza de su aspecto (¡qué buen motivo para estudiar mucho!). Sin embargo, terminó mal: al igual que Sócrates, fue condenado a muerte y él mismo tomó el veneno para no caer en manos de las autoridades. Yo también tengo problemas con la dicción desde pequeño, pero me falta la tenacidad de Demóstenes y nunca he tenido ni la mínima probabilidad de ser orador. ¡ Y es que tenía tantas ganas !

Une newsletter qui n’a pas peur de répondre aux grandes questions de notre temps

* Al completar su dirección de correo electrónico, usted acepta recibir nuestras últimas noticias en Vitaly Malkin por correo electrónico y está al tanto de nuestra política de privacidad.