Taciano el Sirio

Nacimiento 120
Muerte 180

Apologeta y asceta cristiano primitivo, discípulo de Justino el Mártir. Fustigaba el absurdo y la amoralidad de la civilización griega indecente, su filosofía, ciencia, arte y hasta la lengua. Creía que en principio toda la gente había llevado el Espíritu Santo dentro, pero los demonios, como las bestias terrestres, lo expulsaron. Para salvarse de los demonios había que mortificar la carne, es decir, separar de manera radical el alma de todo lo material para prepararla para la vida eterna. Por eso predicaba el rechazo de la carne, vino, sexo y matrimonio.

Une newsletter qui n’a pas peur de répondre aux grandes questions de notre temps

* Al completar su dirección de correo electrónico, usted acepta recibir nuestras últimas noticias en Vitaly Malkin por correo electrónico y está al tanto de nuestra política de privacidad.